GAMA BENETEAU FLYER

El concepto principal que ha tenido en cuenta el astillero Beneteau cuando ha desarrollado la serie Flyer ha sido el de ofrecer una buena plataforma que resulte tan práctica para el aficionado que se inicia en el mar como para el experimentado que busca una embarcación sumamente práctica, polivalente y fácil de mantener, para esto siempre ha utilizado los últimos avances tecnológicos en la construcción de sus embarcaciones,  por ejemplo, se utilizan diferentes tipos de laminación para las distintas partes de la embarcación como laminación manual tradicional, inyección  o la exclusiva infuyección que asegura una perfecta combinación de las proporciones de resina y fibra que ofrece el máximo de resistencia al peso más ajustado de la embarcación.

Dentro de la gama Flyer se han introducido tres subgamas, para acercarse a la demanda del cliente: la Open embarcación totalmente abierta de la que se puede decir que es “un solárium flotante, la Cabrio, que es una lancha con cabina para pasar un fin de semana sin problemas a bordo  y la Sun Deck, una embarcación para quien necesita una pequeña cabina habitable pero sin perder solárium;  todas ellas con el exclusivo sistema “Air Step” que concede a los cascos una mayor sustentación, velocidad y capacidades de planeo con su sistema basado en producir un colchón de aire entre la carena y el agua, con lo que se reduce la fricción y además se consigue un importante ahorro en combustible.

La razón por la que se han introducido estas subgamas está en una respuesta a una cada vez mayor demanda de modelos personalizados a los gustos de cada cliente, es decir de uso de día o de fin de semana con la familia o amigos, con polivalencia de uso (pesca, paseo, wake…) y además bien equipadas.  En el exterior predomina un espacio de convivencia con los elementos básicos de una dinete, como son sofás, mesa plegable, solárium y demás detalles.

Destacaremos dos embarcaciones: la Sun Deck 850 y la Cabrio 650, ambas con las características generales que hemos comentado anteriormente y con unas características particulares que las hacen únicas.

La Beneteau Flyer 650 Cabrio es una embarcación de 6,10 metros de eslora con una manga de 2,44 metros homologado para 7 personas, se trata de una embarcación deportiva y versátil con la que se pueden practicar diversos deportes acuáticos. Es una embarcación que destaca por su sencillo mantenimiento que aumentará las horas que le podrá dedicar a la navegación.  Con esta embarcación se puede planear en 4 segundos alcanzando una velocidad máxima sobre los 36 nudos, siendo su crucero de 19/23 nudos y tiene una cabina con litera doble para poder pasar un gran fin de semana en cualquier cala.

La Flyer 850 Sun Deck es una embarcación de  8,25 metros de eslora con una manga de 2,96 metros, homologada para 10 personas, es una embarcación que puede alcanzar los 42 nudos de velocidad máxima y se equipa con dos motores de 200 CV.  El asiento de gobierno es de dos plazas montado sobre un modulo fijo que se puede convertir en módulo de cocina con fogón de gas, fregadero nevera y un armario.  También tiene unos pasillos asimétricos de modo que su diferente anchura favorece el paso a proa por babor. Tiene también una cabina que acoge dos literas o una doble con un salón de cinco plazas convertible en una cama de 1,95 X 1,80 metros y un aseo independiente.

Cabe destacar en estas embarcaciones el empeño que ha puesto el astillero en la polivalencia y funcionalidad de ambos modelos, acentuados por la sencillez de su concepción junto con el esmero y pulcritud de los acabados.